Nicaragua en el ranking mundial de complejidad económica

Nicaragua en el ranking mundial de complejidad económica

El Observatorio de Complejidad Económica es una herramienta en línea, creada en el año 2010 por MIT Media Lab, que muestra las relaciones de comercio entre los países a partir de los grados de complejidad de las mercancías que exportan o importan. La primera versión del también denominado Atlas de la Complejidad Económica fue desarrollada en el año 2006 por Ricardo Hausmann y un equipo investigador de Harvard y el MIT, teniendo como una de sus principales premisas la de que los productos o mercancías son fruto del conocimiento aplicado en su obtención o elaboración, así, las mercancías más complejas reflejan un mayor y más sofisticado grado de conocimiento.

La importancia de esta herramienta radica en la posibilidad de estudiar y comprender la situación económica de cada país para diseñar y poner en práctica modelos de desarrollo factibles a partir del desarrollo, valga la redundancia, del conocimiento productivo y las capacidades específicas para pasar de producir bienes simples, rudimentarios, a producir otros más complejos y diversos; por ejemplo, en lugar de producir y exportar madera, pasar a crear y construir muebles de madera. Evidentemente, el grado de complejidad implica agregar valor al producto resultante, de tal forma que una economía cada vez más compleja es una economía en crecimiento.

A partir del estudio de las relaciones de intercambio y de la complejidad de los productos intercambiados a nivel global, se crea el Índice de Complejidad Económica que, más concretamente, mide los productos que es capaz de elaborar un país, mediante la transmisión del conocimiento de las personas integradas en redes productivas cada vez más complejas, es decir, es una suerte de medición del "conocimiento productivo" de cada país.

Otro de los aspectos interesantes abordados por el Observatorio es el denominado "espacio del producto" que no es otra cosa que la interconexión que existe entre los productos o mercancías (siguiendo el ejemplo de la madera, podríamos seguir la interconexión entre ella y muebles, puertas, pisos, etc.), esto es: la diversificación de productos y/o el aumento de su complejidad, así como productos afines desde la perspectiva de los procesos empleados para su elaboración. Visto el espacio de productos de un país se puede con facilidad determinar las áreas de emprendimiento en que podría tener sentido enfocarse para invertir, aprovechando el conocimiento existente para moverse a productos de mayor complejidad y valor.

La imagen anterior nos muestra el espacio de productos a nivel mundial (red o entramado de color gris) destacando con colores los productos exportados desde Nicaragua en el año 2015. Podemos apreciar que muchos de nuestros productos de exportación están ubicados en ramificaciones periféricas, lo cual quiere decir que dichos productos son poco diversificables o complejizables. Por otro lado, cabe destacar que los artículos o productos de mayor sofisticación (y valor, por supuesto) se ubican en la parte central de la imagen.

Es precisamente por el bajo grado de complejidad de nuestros productos de exportación que Nicaragua actualmente ocupa el puesto 128 del ranking  Básicamente somos exportadores de materia prima y bienes de bajo valor agregado, aunque, según datos del mismo sitio que comentamos, esto no siempre fue así:


Siendo el objetivo de esta nota darte a conocer la existencia de esta importante herramienta, más adelante estaremos conversando acerca de los temas de fondo atinentes. Los gráficos del sitio son interactivos y hay más información interesante sobre Nicaragua que podés encontrar siguiendo este enlace: Observatorio de Complejidad Económica – Nicaragua.