Foros

Revolución y democr...
 
Share:

Revolución y democracia  

  RSS

Administrador
(@admin)
Miembro Admin
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 2
15/04/2019 11:37 pm  

Si el drama político del siglo XX fue separar revolución y democracia, me atrevo a pensar que el siglo XXI solo comenzará políticamente en el momento en el que revolución y democracia vuelvan a unirse. La tarea puede resumirse así: democratizar la revolución y revolucionar la democracia. Veamos cómo. Dadas las limitaciones de espacio, las orientaciones se formulan en términos de principios con escasa explicación.

Boaventura de Sousa Santos

Se presenta para su discusión el artículo publicado en diciembre del 2017 en publico.es que podés leer en este enlace. En el contexto del primer aniversario del inicio de una rebelión pacífica y cívica que fue reprimida con excesiva y criminal violencia por el gobierno nicaragüense se hace necesario profundizar en el análisis de los hechos y sus posibles consecuencias.

Según el autor, vivimos un tiempo de posibilidades desfiguradas donde "la revolución", en general, en vez de transitar al socialismo, acabó llegando al capitalismo; mientras la democracia (reducida progresivamente a la democracia liberal) perdió su impulso reformista y fue incapaz de defenderse de los fascistas, la elección democrática de Adolf Hitler es prueba de ello. Al mismo tiempo, afirma el autor, "el “olvido” de la injusticia socioeconómica (además de otras, como la injusticia histórica, racial, sexual, cultural y ambiental) hace que la mayoría de la población viva hoy en sociedades políticamente democráticas, pero socialmente fascistas".

A finales del año 2016, el grupo fundador de Propuesta Ciudadana arribaba a conclusiones similares y se planteó la necesidad de construir un partido político esencialmente diferente, uno que, desde una perspectiva ideológica más bien ecléctica, lograra articular y enfocar las diversas demandas sociales y construyera procesos verdaderamente democráticos desde la diversidad como un elemento enriquecedor y no de división, una democracia representativa y plenamente participativa. Es así como adoptamos el modelo sociocrático de organización.

Hace pocos días en la cuenta de Twitter en inglés de la cadena Al Jazeera se presentaba un reportaje sobre la crisis nicaragüense con esta pregunta: "What happened to a country once proud of its revolutionary credentials?", a la que valdría la pena agregar las siguientes, para el debate:

¿Pueden realmente conciliarse los conceptos de revolución y democracia? ¿Cuál será el camino que debemos recorrer para lograrlo? ¿Estará la sociedad nicaragüense preparada para asumir el reto histórico planteado y salir victoriosa en este intento?

This topic was modified hace 3 meses 2 times by Administrador

Citar
  
Trabajando

Por favor Iniciar Sesión o Registro