Coronavirus (COVID-19), dos perspectivas para el análisis

Coronavirus (COVID-19), dos perspectivas para el análisis

La historia en torno al coronavirus está llena de humareda y paneos mediáticos que como película clase “B” nos inducen al horror sin sentido. Mis comentarios en dos tiempos: El coronavirus como fenómeno de salud y, como fenómeno mediático y posibles trasfondos.

1. El coronavirus como fenómeno de salud.

a. Tres palabras claves para la focalización del fenómeno: transmisibilidad (contagio), morbilidad (expresión de la enfermedad) y mortalidad.
La transmisibilidad dependerá de los mecanismos del virus (medios y resistencia a ambientes hostiles), las prácticas sociales y la concentración de la población.
La morbilidad y letalidad dependerán de las características del virus, características de las personas (nutrición, condición física, la edad), el hacinamiento, y los recursos sociales (calidad y cantidad que cada sociedad cuente para atender y aislar a los enfermos).

b. Sobre la transmisibilidad se sabe que el Coronavirus es altamente infeccioso a través del contacto con los fluidos de los ya contagiados. No se transmite a través del aire. La falta de prácticas higiénicas personales y del ambiente favorecen el contagio. Grandes ciudades, transportes públicos, fiestas populares (como el año nuevo chino o el carnaval occidental) son un ambiente propicio para su propagación. La intensidad de los intercambios y conexiones de diversas índoles entre países funciona como cadena de transmisión.

c. Respecto a la morbilidad, en torno al 80% de los casos se considera de expresión leve. Como una gripe leve, dicen algunos informes médicos. En algunos países pobres esto podría verse afectado por el estado de nutrición y hacinamiento de la población, pero aún en estos casos no se está apreciando, a la fecha, una desviación sustancial en la tendencia actual.

d. En cuanto mortalidad hay diferencias sustanciales según la edad, siendo nula entre los 0 y 9 años, cerca de casi nula entre los 10 y 39 años con 0.02%, y 0.04% entre 40 y 49 años, teniendo un crecimiento exponencial a partir de ahí 1.3% (50-59), 3.6% (60-69), 8% (70-79) y 14% (>80 años). Otro dato que se sabe es que la condición física es importante, afectando más según algunas condiciones como hipertensión y enfermedades respiratorias (>6%), diabetes (>7%) y cardiovascular (>10%).

e. Según las estadísticas la morbilidad y mortalidad del coronavirus son menores que las del SARS, MERS, la influenza e incluso que las gripes invernales, pero con una mayor tasa de contagio. Es decir, no hay razón para el pánico, pero demanda cuidado redoblado con personas mayores.

2. El coronavirus como fenómeno mediático y de cosas que no vemos.

a. El susto inicial en China es comprensible por la novedad de la infección, su desconocimiento y su transmisibilidad. El pánico actual con las estadísticas que ya se conocen parece incomprensible.

b. El pánico y la tragedia venden. Lo confirman los medios de comunicación y los conglomerados farmacéuticos, dos industrias billonarias.

c. Ante este pánico hay dos industrias claramente afectadas: las de transporte y turismo. También se ha visto afectada la cadena global de suministros. Y una industria que ha caído como “daño colateral”: la industria del petróleo (para felicidad momentánea del planeta). Esto empuja a la contracción económica global actual.

d. Se señalan las caídas de las bolsas como impacto del coronavirus, pero la de China ha crecido y se ha mantenido luego de caídas temporarias. El Dow Jones de la bolsa de EUA ha perdido casi el 70% del crecimiento de todo el período del Gobierno del Sr Trump ¿Y si el pánico de las bolsas no fuera por el coronavirus? Durante la Guerra Comercial USA-China los índices de las bolsas de China se mantuvieron estables con leve crecimiento, la bolsa USA fue creciendo a los trancos y barrancos; ¿exuberancia o fragilidad?

e. EUA está en período electoral, posiblemente el más radicalizado y con la institucionalidad más fragilizada de su última centuria. El brote inicial del coronavirus quebró la cadena de suministro de EUA, el Presidente Trump ya no tiene grandes números para presentar en la campaña (¿Crecimiento robusto y se perdió de un plumazo? Material para la oposición). El coronavirus está tocando a sus puertas en medio de un estado de alarma y con el sistema de salud en entredicho, en un contexto que tiende a ser económicamente recesivo sin instrumentos robustos para hacerle frente. Un ambiente favorable a la exacerbación de la polarización política en la actual campaña presidencial. Sociedad polarizada asegura tendencia debilitante a mediano y largo plazo.

f. Europa se verá entre un socio que no parece de fiar, (antiglobalización e inestable) con crecimiento ralentizado (que además fue pro Brexit), o un socio con economía activa, pro comercio y globalización y con el cual tiene inversiones sustanciales a través de la nueva ruta de la seda.

g. En medio de ese macro movimiento hay bolas rodando: ¿Se reposicionará Rusia en el tablero europeo con Reino Unido fuera? ¿El efecto colateral del coronavirus en el mercado del petróleo y la actual guerra comercial de ese mercado y su caída vertiginosa de precio fragilizarán la economía de esquisto de EUA, exacerbando aún más las tensiones económicas y electorales de ese país justo este año? Esto con guerras atávicas de nunca terminar en el medio oriente.

Todo esto si es razón de pánico.