Factura eléctrica subirá en el 2018

Factura eléctrica subirá en el 2018

La bienvenida para este 2018 para las más de 800,000 familias que gozan del subsidio energético viene con un golpe bajo para el bolsillo de quienes batallan día a día por mantenerse en el consumo promedio requerido (150 Kw/h), ya que para inicios del próximo año dicho beneficio no está definido y existe el peligro de que la factura de energía refleje, en algunos casos, aumentos mayores que el 100% (caso extremo si no se llega a ningún acuerdo y la factura pasa a ser directamente elaborada con el actual pliego tarifario). Sí, lo que ha leído, es un importante incremento que responde a las medidas que decidieron tomar las autoridades gubernamentales quienes en este pasado octubre dieron prórroga del beneficio para todo el 2017 solamente.

Para darse una idea de qué tan grande sería la afectación aquí adjunto una imagen de una factura cuyo consumo es de 150 kw/h (en el límite del subsidio), según la aplicación que podemos encontrar en el sitio web de INE:

A simple vista, al desaparecer el subsidio la factura alcanza el valor de C$1,013.30; que es un poco más que el doble de lo que se pagaría en este momento.

Cabe mencionar que esta noticia ya había causado revuelo a mediados de año, pero no asi para este fin de año cuando ya tenemos a las puertas la posibilidad real de que sea eliminado el subsidio, cosa que va a afectar seriamente a los bolsillos de las clases menos protegidas de nuestro país.

Actualmente el Gobierno se plantea realizar ajustes a fin de reducir la cantidad de beneficiados, afectando a quienes están promediando un consumo aproximado a los 150Kw/h asi como a los jubilados, sumándole a esto que será eliminado el subsidio al Impuesto al valor agregado para quienes consuman a partir de 100Kw/h con un 7% y a partir de los 150Kw/h el 15%. De ser aprobado este ajuste, se estima que el incremento de la factura energética promedie un 20% más de lo que se estaba pagando hoy. Por ejemplo, si usted pagaba C$500 ahora pagaría C$600 aproximadamente.

Cada quien hace su sacrificio para tratar de ahorrar energía eléctrica y poder optar al subsidio y esta medida de no ser atacada a tiempo podría detonar un malestar colectivo ya que tampoco implica mejoras en la calidad de la prestación del servicio.

En un artículo anterior detallé que desde el 2007 a la fecha el costo del Kw/h solamente ha presentado alzas, aunque los precios del barril de petróleo desde el 2009 a la fecha ha presentado alzas y bajas, y casualmente ahora el precio del barril de petróleo es menor que en el año 2009 por lo que no es justificante, no se puede decir que el precio del petróleo influye en esta decisión. (Vea: Aproximaciones iniciales al tema de la energía eléctrica en Nicaragua)

Ya se han cumplido años desde que nuestra matriz energética ha presentado cambios significativos, a tal punto que la energía renovable representa un 53% de la energía que consumimos, con proyectos importantes como los Campos Eólicos de Amayo, proyectos que inyectan energía renovable y reducen nuestra dependecia de la energía eléctrica a base de hidrocarburos.

 

El único año en que el precio del barril de petróleo reportó una baja significativa, de hasta 36 dólares, fue en 2016, año que las autoridades toman de referencia para sustentar esta decisión, pero, dado el hecho de que fue el único año en que el petróleo bajó tanto (en estos últimos 12 años), no puede ser tomado como referencia y está totalmente fuera de contexto. Si sumamos a esto el que los costos de Kw/h aprobados en el pliego tarifario para DISNORTE – DISSUR son ya de los más altos de la región, tenemos un panorama bastante sombrío.

Como es de esperar, la atención y seguimiento de los medios de comunicación para temas que afectan a la población en general solo se limitan a los acontecimientos que van transcurriendo día a día, es necesario difundir esta información a todos los nicaragüenses posibles, para que podamos tomar medidas antes de que la factura nos llegue de golpe.