Algunas reflexiones sobre el 3F en El Salvador

Algunas reflexiones sobre el 3F en El Salvador

1. Se validaron las ENCUESTAS,
2. Muchos “analistas” perdieron “prestigio”.
3. Gran perdedor, el FMLN, pero con una magnífica oportunidad: REFUNDARSE como opción de izquierda MODERNA, si no lo hace corre el riesgo de pedecearse, es decir, volverse políticamente irrelevante como el PDC. Si eso es así, el pueblo olvidará las 4 siglas y construirá un nuevo sujeto político, siempre, seguro que sí.
4. Nayib es ahora presidente de El Salvador, un pais pobre, subdesarrollado con vulnerabilidad estructural, fragilidad ambiental, debilidad institucional, precariedad familiar, además de una histórica y enorme DEUDA SOCIAL en salud, educación, seguridad e inclusión.
5. El reto de Nayib es impresionante y difícil: enrumbar al país en el camino correcto, en el que, además de los problemas objetivos propios de nuestro atraso, tendrá que lidiar con los factores subjetivos de una oposición férrea y feroz, con dueños de medios de comunicación, verdaderos expertos en todos los frentes de la LUCHA DE CLASES (aunque ellos digan que está pasada de moda), medios convencidos de que:
– 5 años pasan pronto,
– es posible invisibilizar las buenas obras del gobierno y amplificar sus errores,
– pueden recomponer a la derecha inclusive descartando a ARENA.
6. Otro problema: la pronta satisfacción de las demandas acumuladas por los marginados y olvidados de siempre, cuyas penurias no permiten demasiada postergación.
7. La posguerra finalizó, los dos partidos nacidos en la guerra deben entender que o se transforman o perecen y la vitrina para que se muestren será el escenario, sometido al escrutinio público, de un comportamiento sostenido como genuina y a la vez constructiva oposición.
8. Nayib sabrá qué hacer para:
– Leer la realidad salvadoreña, de sobra diagnosticada y llena de planes, programas y hojas de ruta.
– Compaginar su oferta electoral con las REFORMAS FISCALES que provean los fondos necesarios para las transformaciones prometidas, aparte de buscar el apoyo de la sociedad internacional
– Tomar en cuenta las cosas buenas de gobiernos anteriores, mejorarlas y ampliarlas.
– Procurar que funcionen las instituciones oficiales y que los funcionarios y empleados públicos hagan su trabajo, simplemente.
– Llevar al Estado adonde falte y reducirlo a su justa dimensión en donde sobre.
– Aplicar la normatividad jurídica y conducirnos a un verdadero Estado Democrático de Derecho, al fin descentralizado y correctamente desconcentrado, para acercar aún más los servicios públicos a la gente.
– Repensar, sin demagogia, la solución a tres (3) problemas: a) la DOLARIZACIÓN, b) la miseria humana llamada “PENSIONES” y c) el cáncer de las pandillas o Maras (eso quizás sería El Cambio)
9- Nayib es joven, cometerá errores, pero es inteligente y tiene un grande y legítimo capital político, ganó luchando contra todos los poderes en PRIMERA VUELTA y goza del apoyo de la mayoría de la población. Esa fuerza deberá usarla en la relación con la Asamblea Legislativa, la CSJ, la FGR y demás instituciones incluyendo la esperada CICIES.
10. No cabe duda que el presidente Sánchez Cerén, entregará, por medio de él y sus ministros, un detallado informe del estado del órgano ejecutivo. Ojalá Nayib se rodee de gente moralmente buena y técnicamente eficiente. Finalmente, apostemos por que el resto de fuerzas políticas y sociales acudan al llamado del presidente Bukele, en el caso que él decidiera invitar a TODOS a discutir un urgente Plan de Nación.

San Salvador, 3 de febrero de 2019

José Luis Gálvez
Máster en Ciencias Políticas
Catedrático de la Universidad de El Salvador